ARPIAS…Mujeres o monstruos.

 

 

En la mitología griega, las Arpías o Harpías  eran hermosas mujeres aladas conocidas por robar constantemente la comida de Fineo, haciendo cumplir así un castigo impuesto por Zeus. Esto las llevó a pelear con los argonautas. Fineo, un rey de Tracia, tenía el don de la profecía. Zeus, estaba furioso con él porque había revelado los secretos de los dioses del Olimpo contra la voluntad de éstos, le castigó mandándole en una isla con un festín del que no podía comer nada, pues las arpías siempre robaban la comida de sus manos justo antes de que pudiera probar algo. Este castigo se prolongó hasta la llegada de Jasón y los argonautas, que enviaron a los héroes alados, Boréadas ,Calais  y  Zetes, tras las arpías. Éstos lograron espantarlas, pero no las mataron a petición de Iris, la diosa del arcoiris, quien prometió que Fineo no volvería a ser molestado por ellas.
Las arpías eran hijas de Electra (hija de Agamenón y Clitemnestra)  y Taumante (hijo de Gea y de Ponto) y hermanas de Iris.
Las arpías eran originalmente dos: Aelo (‘viento tempestuoso’, a veces llamada Nicótoe) y Ocípete (‘vuelo rápido’). Posteriormente los romanos añadieron a Celeno (‘la oscura’), considerada la más malvada de todas. Homero nombra en La Ilíada una llamada Podarge (‘pies veloces’) madre, tras unirse con el viento Céfiro, de Janto y Balio, caballos de Aquiles.
La versión básica de este mito fue que las arpías no robaban la comida sino que la ensuciaban con sus excrementos, haciéndola incomible. Pronto fueron vistas como difusoras de suciedad y enfermedad, adquiriendo también su apariencia monstruosa.
 

 

También son consideradas genios de la tempestad, monstruos dañinos con forma de ave, cabeza de mujer y afiladas garras. Descienden desde las nubes emitiendo un chillido horrible, solo precedidas por una repentina ráfaga de viento o un relámpago, más rápidas que el viento del Oeste. Son los mastines de Zeus , siempre preparadas para el rapto y el robo.
La imagen de la arpía ha cambiado bastante. Mientras que en la antigüedad clásica representaban lo sucio, horripilante y asqueroso, hoy representan un icono de belleza y sensualidad. Las arpías actuales están mucho más humanizadas, tienen el cuerpo de mujer y las alas de ave en la espalda o como brazos. Esta visión de las arpías nos recuerda a los ángeles, así como su función. Los ángeles son los encargados de llevar las almas al cielo, apartándolas así del Infierno, función muy similar a la que elaboraban las arpías Aelopos y Ocipeta, cuya misión era transportar las almas de los muertos hasta el Hades. Así pues, encontramos una similitud entre estas dos figuras.
La leyenda dice que las arpías fueron expulsadas de Tracia por los argonautas. De este modo, se vieron obligadas a refugiarse en un archipiélago en el mar Jónico que con el paso del tiempo ha pasado a llamarse Islas Estrofadas.
¿SABIAS QUE…?
Aunque la arpía está siempre hambrienta y al borde de la inanición, es un ser inmortal.
Cuando las arpias huyeron de Traci, una de ellas cayó exhausta en un rio del Peloponeso. Por ese motivo, hoy en día, dicho rio lleva el nombre de estas mujer- ave.
La arpía tiene una tocaya que habita en las selvas tropicales de Ámerica del Sur; el águila arpía. Esta enorme y extraña ave de presa tiene poderosas garras y un peligroso pico, y es suficientemente fuerte como para capturar perezosos y monos en las copas de los árboles.
Anuncios

COMENTA ...¡ SI QUIERES!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: