ISIS & OSIRIS…Amor más allá de la muerte

Isis era el modelo del amor conyugal y de la devoción materna. Osiris era un Dios salvador que garantizaba la supervivencia en el más allá.
En los tiempos del lejano Egipto los dioses Gueb ( tierra) y Nut ( cielo) tuvieron cuatro hijos: Osiris, Isis, Seth y Neftis.
Osiris se casó con Isis y Seth con Neftis y se estableció que, por ser el mayor, Osiris sucedería a su padre.
Osiris representaba el lado bueno, la regeneración y la fertilidad de la tierra, mientras que Seth representaba la aridez, el lado oscuro y las zonas desérticas.En aquellos tiempos la humanidad vivía en estado salvaje,  practicando el canibalismo, y fue Osiris quien  enseñó a su pueblo a  cultivar los campos, aprovechando las inundaciones anuales del Nilo, y cómo segar  y recoger la cosecha para alimentarse. Le dió leyes con las que regirse en paz, la música y la alegría y les instruyó en el respeto a los dioses.Cuando había acabado su función  partió a proclamar sus enseñanzas en otra tierras, dejando a cargo de Egipto a Isis. 
Seth odiaba a su hermano, su poder y su popularidad, por lo que mientras Osiris se encontraba en otras naciones confabuló  un plan. En secreto obtuvo las medidas exactas del cuepo de Osiris y fabricó un cofre de maderas nobles, ricamente adornado, como un Rey se merecía y en el que encajaba perfectamente el cuerpo de su hermano.  Tras el regreso de Osiris, Seth decidió dar un gran banquete en su honor.
En un momento de la fiesta, Seth enseñando el cofre dijo, con voz dulce: “Daré este cofre a aquel cuyo cuerpo encaje perfectamente en él”. Osiris, maravillado por la grandeza del oro y maderas y por las pinturas que lo adornaban, acercándose a él dijo: “Permitidme probar a mi”. Lo probó y viendo que encajaba afirmó: “Encajo y será mio para siempre”, a lo que Seth respondió “Tuyo es, hermano y de hecho lo será para siempre” y cerró la tapa bruscamente, clavándolo y sellándolo con plomo fundido. El cofre fue transportado hasta el Nilo donde lo arrojaron.
Isis, enterada de la traición de Seth, se propuso encontrar el cadaver de su marido para darle la justa sepultura, digna de un dios, y partió en su busca, junto a su hijo Horus, encontrando refugio en la isla de Buto en la que vivía Uadyet, a la que, temiendo que el odio de Seth acabase con la vida de su hijo de la misma forma que había acabado con la  del padre, le  confió al niño.
Isis deambuló por toda la tierra en busca del cuerpo de Osiris, averiguó que el cofre había llegado hasta la localidad de Byblos, noticia que le había sido transmitida por un viento divino. Cuando Isis recogió el cofre que contenía el cuerpo difunto de su marido, se estremeció, dejándose caer sobre él y de ella emergió un lamento profundamente agudo, y sola decidió abrir el cofre que contenía el cuerpo de su marido, a quien besó.
A su llegada a Egipto, Isis escondió el cofre en los pantanos del Delta y acudió a Uadyet en busca de Horus.  Seth, que se encontraba cazando jabalíes una noche, encontró, el cofre y lo reconoció. Encolerizado por el hallazgo lo abrió, tomó el cuerpo de Osiris y lo despedazó en 14 trozos que esparció a lo largo del Nilo para que sirviese de alimento a los cocodrilos.”¿No es posible destruir el cuerpo de un dios?”. “Yo lo he hecho – porque yo he destruido a Osiris”! dijo Seth riendo, y su risa se oyó en todos los rincones de la Tierra, y  todos aquellos quienes la percibieron temblaron, estremeciéndose de terror.
Isis debía empezar de nuevo su busqueda, pero esta vez no se encontraba sola. Isis descubriera hace tiempo meliloto en la corona que Osiris había  dejado cerca de Neftis, signo inequívoco de la relaciones  que éste había mantenido con su hermana Neftis, a quien confundió con ella. De esta unión nació Anubis a quien Neftis había escondido al dar a luz por miedo a la posible venganza de Seth. Isis,  le encontró, le cuidó y alimentó y desde entonces Anubis se hizo su guardián y acompañante. Contaba con su hermana Neftis y con Anubis.
Poco a poco Isis fue recuperando cada uno de los trozos del cuerpo, envolviéndolos en cera aromatizada, reconstruyó el cuerpo y gracias a Anubis lo embalsamó, convirtiéndose en la primera momia de Egipto. Entonces extendió sus alas mágicas sobre el cadáver de su marido y le devolvió la vida. Desde ese momento en  Egipto se venera a Isis como la diosa protectora de las esposas fieles y modélicas,a  Osiris  como el dios de los muertos y del renacimiento y a Seth como dios del desierto, la sequía, la maldad y la guerra; un dios cuya voz era el sonido del trueno en mitad de la tormenta.

4 comentarios to “ISIS & OSIRIS…Amor más allá de la muerte”

  1. Daniel Corona 20 agosto, 2011 a 13:46 #

    cómo se considera a Horus desde entonces?

    • kaly36 26 agosto, 2011 a 13:48 #

      Horus, como hijo legitimo de Osiris, fue consiferado el dios del cielo, del que descencian directamente los faraones.
      Para más información, pasate por la página de Horus.
      Kaly-36

  2. Isbathor Simone 20 marzo, 2012 a 19:22 #

    Magnífico!
    Amo tudo acerca de ìsis e Osíris!

  3. SMEAIRD 19 septiembre, 2012 a 19:20 #

    SIN DUDA UNA DE LAS HISTORIAS MÁS HERMOSAS QUE SE HAN CONOCIDO Y LAMENTABLEMENTE QUIZÁS QUE SE CONOCERÁN, UNA PRUEBA MÁS DE QUE EL AMOR ES LA FUERZA MÁS GRANDE DEL UNIVERSO, TANTO QUE INCLUSO LOGRA SOBREVIVIR A LA MUERTE Y DEVOLVER LA VIDA A LOS QUE YA HAN MUERTO

    “SUBLIME” :”’)

COMENTA ...¡ SI QUIERES!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: