ARES… Dios de la guerra.

Ares era hijo de Zeus y de Hera. Se la tribuye el uso del hierro en las armas, lo que supuso en su momento una revolución para el ejercito.
Se considera el dios olímpico de la guerra, aunque es más bien la personificación de la fuerza bruta y la violencia, así como del tumulto, confusión y horrores de las batallas, en contraposición a su hermanastra Atenea, que representa la meditación y sabiduría en los asuntos de la guerra y protege a los hombres, él disfruta con la sangre y la destrucción; generalmente iba acompañado a la batalla  por los  dioses menores  Deimos y Fobos, que  eran hijos suyos con Afrodita  y respectivamente los espíritus del terror y el miedo.
Los helenos siempre desconfiaron de Ares,5 quizá porque ni siquiera estaba influenciado por el espíritu de pertenecer a un bando, sino que a veces ayudaba a una parte y a veces a la otra, según le dictaban sus inclinaciones. Su mano destructiva se veía incluso tras los estragos provocados por plagas y epidemias. Este carácter salvaje y sanguinario de Ares lo hacía ser odiado por otros dioses, incluidos sus propios padres. Sin embargo los romanos, si que le rindieron un gran culto, bajo el nombre del Dios Marte, por ser un dios militar capaz de enardecer el ánimo de los legionarios con su bravura.
Ares siempre estuvo enfrentado a Atenea porque ambos eran dioses guerreros, pero defendian distintas causas, la diosa era partidaría de la justicia, mientras que Ares sólo pensaba en el combate sin más.. Durante la guerra de Troya, Ares defendió a la ciudad, mientras que Atenea luchó a favor de los griegos, que resultarón vencedores, lo que significó el triunfo  de la razón sobre la violencia.
Aunque importante en la poesía, Ares fue raramente objeto de culto en la antigua Grecia, en comparación con otros dioses, salvo en Esparta, donde era apaciguado la víspera de la batalla, y en el mito fundacional de Tebas, apareciendo en pocos mitos más. En Esparta había una estatua del dios encadenado, para mostrar que el espíritu de la guerra y la victoria nunca abandonaría la ciudad. En esta ciudad se le sacrificaban cachorros de perros negros  e incluso humanos.
Ares tenía una cuadriga tirada por cuatro sementales inmortales con bridas de oro que respiraban fuego. Entre los demás dioses,  era reconocido por su armadura de bronce y por la lanza que blandía en la batalla.
Tuvo muchas amantes e hijos, de los cuales las más destacadas son  Afrodita (con la que tuvo a Eros, Anteros, Deimos, Fobos y Harmonia) y Otrera ( madre con él de Hipólita, Antíope y Pentesilea , famosas reinas de la Amazonas).

COMENTA ...¡ SI QUIERES!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: